Otra ceremonia en la hermosa Republica Dominicana.
Misha y Dasha nos contactaron 4 meses antes de su viaje a la República Dominicana.
Por teléfono y por email, acordamos con los chicos todos los detalles para la ceremonia: estilo y diseño, los colores, la comida e incluso la decoración con las flores y un detalle muy importante para ellas, el ramo de novia!

Por fin llego el gran día, el cual comenzó con el salón de belleza, con un nuevo peinado y un maquillaje impecable, la joven pareja emprendió viaje hacia la paradisiaca Isla Saona, donde se llevaría a cabo la ceremonia.

Durante el viaje hacia la isla, nos acompañaron unos hermosos peses coloridos, que ademas de nadar a nuestro lado, también iban saltando de vez en cuando fuera del agua color turquesa.

La ceremonia comenzó con los votos tradicionales, los anillos, la promesa de amor y el beso de cierre. Siguiendo por una alegre y divertida sesión de fotos por la playa de la isla. La arena de colores, en este caso azul y blanca, simbolizan el Yin y el Yang, y la pareja debe mezclar ambos elementos. Firmaron el certificado de boda, fijaron sus miradas y destaparon el espumante champagne para brindar por ese amor que se estaba sellando en las arenas blancas bañadas por el mar caribe color turquesa de la hermosa Isla Saona.
Continuaron con una sesión de fotos en el agua, nadando con estrellas de mar en la piscina natural.
Volviendo a la playa, la brisa perfumaba con el aroma de las flores frescas la mesa que estaba esperando por los recién casados con un delicioso almuerzo con langostas frescas y frutas tropicales como para cerrar el día de amor de Misha y Dasha.

Tiempo de regresar a tierra firme, con una increíble puesta de sol. El día fue maravilloso estábamos todos agotados, pero muy felices por como se realizo todo. El grupo de trabajo de Colibri y los recién casados, formaron un excelente equipo ese día, un día que será recordado por siempre.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •